Cómo organizarte el día para traducir

Publicado

En 2021, ya con el ritmo de vacunación muy avanzado, seguimos teletrabajando aunque poco a poco vayamos retomando nuestra vida normal después de la Covid-19 y a estas alturas, sabemos a la perfección cómo organizarte el día para traducir.

Nuestras mesas de trabajo (o teletrabajo) están más ordenadas gracias a los avances tecnológicos que se han producido en las últimas tres décadas pero no por ello tenemos menos problemas a la hora de trabajar. Las distracciones están a la orden del día, (probablemente estés leyendo este post en vez de trabajar, ¿quién sabe?).

En los casi dos años de pandemia de coronavirus, hemos aprendido a mantener la calma como traductores profesionales y gestores de proyectos de traducción. Eso sí, de tanto aplicar trucos de mindfulness confesamos que, en ocasiones, nos hemos dejado llevar por la tranquilidad y a punto han estado de llegar las sorpresas.

Como traductor profesional, es importante que sepas cómo organizarte el día para ser eficiente de forma autónoma, sin que nadie esté a tu lado controlando cómo trabajos ni tengas fechas fijadas de entrega.

Más allá de organizar listas de cosas pendientes o instalarse apps en el móvil o programas en el ordenador que eviten distracciones (esta es antigua, pero es nuestra extensión de Chrome favorita para evitar perder el tiempo navegando por Internet, encontrando cosas inútiles ¡aunque divertidas!), lo más importante para ser más productivo en el trabajo es mantener buenos hábitos, a continuación os detallamos nuestro decálogo de productividad, aplicable a nuestra agencia de traducción WTA Language Solutions y a cualquier oficina de trabajo en general:

  1. Reserva bloques de tiempo para tareas a lo largo del día
  2. Reparte el trabajo según tus necesidades y las de tus clientes
  3. Organízate. Identifica las tareas que tienes que realizar, priorizando.
  4. Desayuna. Todos los días.
  5. Duerme bien. Algunas personas necesitan dormir más (o menos) que otras, pero todas necesitan hacerlo bien.
  6. Practica deporte.
  7. Eso sí, concéntrate en una única tarea a la vez.
  8. Ponte objetivos a corto plazo. Yo, por ejemplo, tengo que terminar de escribir este post cuanto antes para seguir trabajando 😉
  9. Intenta evitar las reuniones de más de 20 minutos de duración. ¿Has oído hablar de la fatiga que produce Zoom?
  10. Mantén conversaciones telefónicas breves ¡y agradables!
  11. ¡No entres en el correo electrónico cada 5 minutos! (¡Tampoco en redes sociales!)
  12. Eso sí, no te agobies, date un respiro. Somos humanos, no máquinas. Tarde o temprano, conseguirás completar tu trabajo.

En caso de que todo esto haya fallado y, a pesar de mantener estos buenos hábitos sigas sintiéndote improductivo y el tiempo se te siga pasando volando y termines el día con el trabajo sin hacer, desde WTA Language Solutions te recomendamos anotar directamente en una libreta todo aquello que te distrae y/o te dificulta el trabajo y lo analices para así poder evitarlo.

Si necesitas una traducción profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Artículos
relacionados

El origen del Día de Acción de Gracias

La Fiesta de Acción de Gracias en Estados Unidos, celebrada el cuarto jueves de noviembre, es una tradición arraigada en la historia del país. Sus

Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, una fecha en la que se conmemora la lucha por la igualdad de género